Translate

11 enero 2007

Demasiado inteligente

La profesora interviene en una discusión:

- Vamos a ver, Luisito, ¿cuál es el problema?
- Pues que yo soy demasiado inteligente para estar en Primero. Mi hermana está en Tercero, y yo soy más inteligente que ella. ¡Yo quiero estar también en Tercero!

La profesora ve que no puede resolver el problema y se lleva a Luisito para Dirección. Mientras Luisito espera en la antesala, la profesora le explica al director toda la situación, y éste promete hacerle un test al muchacho, seguro de que no conseguirá responder a todas las preguntas. De acuerdo ambos, director y profesora, hacen pasar al alumno y le hacen la propuesta del test, que él acepta encantado.

- A ver Luisito, ¿cuánto es tres por tres? -pregunta el director.
- Nueve -responde Luisito.
- Muy bien. ¿Y cuánto es seis veces seis? -pregunta el director.
- Treinta y seis -responde Luisito.
- ¿Y la raíz cuadrada de 144?
- Doce, señor.
- ¿Cuál era el verdadero nombre de "Fernán Caballero".
- Cecilia Böhl de Faber.
- ¡Coñ.! Ejem. Muy bien, muy bien. ¿Y el de Azorín.?
- José Martínez Ruiz.
- ¿Quién escribió "La importancia de llamarse Ernesto"?
- Óscar Wilde.
- A ver, a ver. Dime algunos pueblos de Valencia -pregunta a Luisito, mirando por encima de las gafas a la profesora.
- Alcira, Chiva, Gandía, Requena, Sueca, Torrente, Játiva, Liria, Sagunto, Onteniente.
- Sidney es la capital de Australia, ¿verdad?
- No, querido director. La capital de Australia es Canberra.
- ¿Cuál es el gentilicio de los habitantes de Ciudad Rodrigo?
- Mirobrigenses.
- ¿Por qué Rodrigo Díaz de Vivar nunca se lavó éste dedo -pregunta el director, mostrándole a Luisito el pulgar izquierdo.
- Porque es de usted, señor director.

El director continúa con la batería de preguntas, y Luisito no comete ningún error, por lo que le dice a la profesora:

- Mucho me temo que no tendremos más remedio que pasarlo.
- Con el permiso de ambos, ¿puedo hacerle yo unas preguntas también? -dice la señorita.

El director y Luisito asienten, y la profesora comienza con el interrogatorio:

- La vaca tiene cuatro y yo sólo dos. ¿Qué son?
- Las piernas -responde Luisito sin dudar.
- ¿Que ocultan tus pantalones, que no hay en los míos?

En ese momento, el director se ajusta las gafas y se prepara para interrumpir. Pero.

- Los bolsillos, señorita -responde el niño.
- ¡Muy bien! Veamos -dice la profesora, frunciendo el ceño-: ¿Qué entra por el centro de la mujeres y sólo por detrás del hombre.?

Estupefacto, el director contiene la respiración.

- Pues la letra "e", seño -responde el alumno.
- ¿Y dónde tienen las mujeres el pelo más negro y más rizado?
- En África, naturalmente -responde Luisito sin dudar.
- ¿Y qué es una cosa blanda que, en manos de las mujeres, se endurece?
- Creo que -duda un momento- el esmalte de uñas, profe.
- ¿Y qué tienen las mujeres en medio de las piernas?
- Las rodillas -responde Luisito al instante.
- ¿Y qué cosa tiene una mujer casada que es más ancha que la de una soltera?
- La cama, señorita.
- ¿Qué palabra comienza con la letra "c", termina con la letra "o" y puede ser claro o estar muy negro?
- "Cielo", profesora.
- ¿Y que empieza también con "c", tiene un agujero en el centro y yo se lo dejo sólo a quien quiero y al señor director?
- Pues un CD, seño.

Más aliviado, el director les interrumpe y le dice a la profesora:

- Es suficiente. Luisito pasa a Quinto, porque yo. ¡me he equivocado en todas!

No hay comentarios: