Translate

28 octubre 2009

Battlestar Galactica

40 años después de la Primera Guerra Cylon, en la que los robots se rebelaron contra sus creadores, no se ha vuelto a saber de ellos. Sin aviso de ningún tipo, a la vez que se llevaba a cabo la ceremonia de retirada del servicio de la última Astronave de Combate que participó en aquella guerra, la Battlestar Galactica, al mando del Comandante Adama, los Cylon lanzan un ataque nuclear que destruye a prácticamente toda la raza humana, en los doce planetas conocidos como las Doce Colonias de Kobol. El número total de supervivientes se puede cifrar en alrededor de 100.000: unos pocos en los planetas, que se encontraban lejos de las ciudades, y los que se encontraban en naves civiles en el espacio. El ataque fue posible por la traición del Doctor Baltar, que dio acceso a los ordenadores de Defensa y a sus redes informáticas a una bella mujer que en realidad era una agente Cylon, dado que durante los cuarenta años sin contacto los Cylon han evolucionado sus modelos hasta hacer androides indistinguibles de los seres humanos.

La Battlestar Galactica, debido precisamente a su vejez y a la obstinación del Comandante Adama, no contaba con unos sistemas informáticos integrados, lo que le permitió no sufrir el virus con el que los Cylon eliminaron todas las defensas coloniales antes del bombardeo nuclear. A bordo se encontraba para la ceremonia una representante del Gobierno, la Secretaria de Educación Laura Roslin, a la sazón la única superviviente del ejecutivo, que es por ello nombrada Presidenta de las Colonias. Mientras el comandante Adama quiere utilizar la Battlestar Galactica hasta el fin para luchar sin esperanza contra los Cylon, la Presidenta Roslin lo convence de que lo que toca es salvar a todos los supervivientes posibles de las naves que se encontraran en vuelo y huir, con el objetivo de que la Humanidad sobreviva. Tras abandonar a su suerte a las naves que no podían ir a velocidades hiperespaciales, unos 50.000 supervivientes se dirigen en varias naves a zonas inexploradas de la Galaxia. El comandante Adama descubrirá que los Cylon tienen forma humana, y pueden ser cualquiera. Si bien se intenta mantener en secreto está información para evitar histeria colectiva en la flota, al poco tiempo se hace pública...


No hay comentarios: