Translate

19 febrero 2007

Los Premios Hugo: Robert C. Wilson

Robert C. Wilson (C. de Charles) nació en 1953 en California aunque creció en Canada. Publicó por primera vez en la revista Analog Science Fiction, firmando con el pseudónimo Bob Chuck Wilson. Su obra acostumbra a desarrollar argumentos de ciencia ficción dura sin renunciar a la elaboración de buenos personajes. Es el ganador del Premio Hugo en la categoria de novela del año 2006. También ha ganado el premio John W. Campbell Memorial por la novela "Los Cronolitos", varios premios Aurora por sus trabajos "Blind Lake", "Darwinia", y la historia corta "The Perseids", y el premio Philip K. Dick por "Mysterium". Además, sus libros han estado entre los más valorados por la revista New York Times.

Reseñas:

- Los Cronolitos (Bibliopolis)
- Nómadas (www.ciencia-ficccion.com)
- Testigos de las Estrellas (www.ciencia-ficccion.com)
- Testigos de las Estrellas (Stardust)

2006 - Spin
"El comienzo de la novela se desarrolla en un futuro cercano, aparentemente inmediato. Tyler Dupree es el hijo del ama de llaves de un empresario de la industria aeroespacial. Sus mejores amigos son los gemelos Diane y Jason Lawton, los hijos del industrial. Una noche, cuando tan sólo cuenta 12 años de edad, Tyler se escapa de la mansión con sus amigos aprovechando que se celebra una gran fiesta. Esa noche desaparecen del firmamento la luna y las estrellas. Se pierde todo tipo de comunicaciones con los satélites. El Sol sale al día siguiente pero los científicos se percatan de que ése no es el verdadero Sol. La Tierra ha quedado encerrada en el interior de una especie de membrana y el tiempo se ha ralentizado de forma drástica: un minuto en la Tierra equivale ahora a un siglo, o tal vez más, en el exterior de la membrana. Uno de los efectos de la membrana consiste en filtrar y regular los rayos solares, de modo que la Tierra continúa experimentando ciclos normales día/noche y estaciones. Este fenómeno pronto adquiere el nombre popular de --Spin-- (el giro). El padre de los Lawton, E.D., no tarda en obtener beneficios a costa de los problemas que causa el Spin. Promueve la utilización de aerostatos para remplazar la pérdida de los satélites y prepara a su hijo Jason, que es superdotado, para que se convierta en el mayor experto mundial en materia del Spin. Los efectos culturales del Spin se revelan aún más perniciosos, al menos a corto plazo. A medida que se ve claro que no se trata de un fenómeno natural, sólo quedan dos alternativas para explicarlo: o bien es un fenómeno tecnológico creado por seres alienígenas (bautizados como "los Hipotéticos"), o representa la acción directa de la mano de Dios. Según se va esclareciendo que la ralentización del tiempo en la Tierra motivará la exclusión de nuestro planeta de la zona habitable del Sistema Solar en un plazo de cincuenta o sesenta años, para la gente queda patente que vive el final de los tiempos."

No hay comentarios: