Translate

24 abril 2013

Broadway

Aunque no soy un fanatico del género musical dentro del cine, y en principio las películas "cantadas" me cuestan, si la película es buena y me gusta, el supuesto género es lo de menos. Pero me gustan más las películas que tratan sobre los bailarines que intentan trabajar en producciones musicales o de baile y más concretamente en las que se muestra el proceso de casting para las grandes producciones de Broadway. Especialmente hay dos películas que son de mis favoritas, una por su valor cinematográfico All That Jazz (1979, Empieza el Espectaculo) y otra por su valor sentimental Staying Alive (1983, La Fiebre Continúa). La primera es un peliculón con coreografias espectaculares, interpretaciones magistrales, un ritmo endiablado y un guión soberbio. La segunda es una película muy entretenida, que se deja ver y que a pesar de estar dirigida por Sylvester Stallone refleja muy bien todo ese mundo de bambalinas, aparte de que la vi cuando apenas tenia 13 años en pantalla grande (grande de las de antes) y se me quedo grabada.

"Joe Gideon es un coreógrafo y director de teatro, adicto a su trabajo. Está preparando la coreografía de su próximo espectáculo en Broadway y seleccionando los bailarines al mismo tiempo que montando una película suya para Hollywood sobre un cómico de monólogos. Fumando un cigarrillo tras otro y acostándose con las bailarinas que conquista, comienza el día escuchando a Vivaldi, poniéndose gotas en los ojos, tomando antiácidos estomacales y estimulantes para poder seguir manteniendo el más grande espectáculo: su propia vida. Su novia Katie Jagger, su ex esposa Audrey Paris y su hija Michelle tratan de sosegarlo, pero su cuerpo está exhausto y su corazón debilitado: Décadas de trabajo agotador y estrés casi han terminado con él. En su imaginación, flirtea con un ángel de la muerte llamado Angélique."

"Seis años después de los eventos de Saturday Night Fever (Fiebre del Sabado Noche), Tony Manero de 25 años, ha dejado a Brooklyn y ahora está viviendo en Manhattan, en una pensión de mala muerte mientras trabaja como instructor de danza y como camarero en un club de baile, en busca de su gran oportunidad en las producciones de Broadway. Tony parece haber madurado y refinado su personalidad, ocultando su acento de Brooklyn y olvidando el alcohol y el lenguaje soez. Mientras está viendo un espectáculo en el que su novia Jackie es bailarina en el coro, Tony se encandila de la estrella principal Laura, la seduce y pasa la noche con ella, pero finalmente descubre que ha sido él el utilizado. De todas formas consigue entrar en el nuevo espectáculo y sus sueños estan un poco más cerca."

No hay comentarios: