Translate

19 abril 2013

Mutantes en la Sombra

La trama parte del principio (ficticio) que las radiaciones de las repetidas explosiones nucleares practicadas por las grandes potencias de la segunda mitad del siglo XX (Estados Unidos, la Unión Soviética, Francia etc) han ido originando en los seres humanos ciertas mutaciones congénitas que les otorgan una serie de poderes sobrenaturales, los así llamados «poderes mutantes» o «poderes M» (precognición, telequinesis, piroquinesis etc). Según la ficción del juego los primeros niños mutantes empezaron a nacer en la segunda mitad de los años 40. Muy pronto, al constatar la existencia de individuos dotados de tales poderes, los gobiernos empezaron a ocultar su existencia así como a capturarlos para poner sus excepcionales poderes al servicio de sus órganos de inteligencia de estado. Fue para esos mismos órganos de inteligencia que los gobiernos empezaron a fundar departamentos especializados en el «reclutamiento» y entrenamiento de mutantes, los «servicios M» («M» de «mutante»).

Al principio sometidos como esclavos por los gobiernos dominantes del panorama político internacional, los mutantes no tuvieron organización alguna que los representara hasta que uno de ellos, el alemán Werner Kaufmann, consiguió escapar del servicio M en el que lo retenían desde que era niño. Desde que ese servicio M había asesinado a su familia para apoderarse de él y explotar sus poderes, Kaufmann siempre había vivido con la idea de escaparse y vengarse y cuando estuvo libre de sus explotadores utilizó su poder precognitivo (visión del futuro) para invertir en bolsa y enriquecerse sin límites. Kaufmann sabía efectivamente que sin un inmenso poder económico nunca podría medirse con el poder de las potencias internacionales. En cuanto tuvo una fortuna suficientemente grande fundó Prometheus, una organización secreta compuesta de mutantes libres que pone sus poderes M al servicio de quienes estén dispuestos a pagarlos. Paralelamente Prometheus dispone de divisiones propias secretas que sólo el propio Kaufmann conoce, como la Fundación Kaufmann (un departamento científico destinado a la investigación de los fenómenos y poderes mutantes) o como Heracles, el servicio secreto interno de Prometheus.

Los personajes de Mutantes en la sombra, que pueden ser mutantes o no, o hacer parte o no de un servicio M gubernamental, están pues condenados a evolucionar en medio de este mosaico de organizaciones secretas, agencias de espionaje, potencias militares y multinacionales ultrapoderosas: un universo cruel y complotista en el que el valor de la vida humana está completamente subordinado a los intereses de desmesurados poderes políticos ocultos.

Fuente: Wikipedia

No hay comentarios: