Translate

04 abril 2016

Theodore Sturgeon

Nacido en febrero de 1918 en el estado de Nueva York y fallecido en mayo de 1986, Theodore Sturgeon es uno de los grandes de la Ciencia Ficción. Gran parte de su trabajo es poético, incluso elegante. Se le reconoce por usar una técnica conocida como prosa rítmica, en la cual su texto de prosa caería dentro de una métrica estándar. Esto tiene el efecto de crear un cambio repentino en el ánimo del texto, usualmente sin alertar al lector. Desde sus comienzos Sturgeon fue reconocido como un innovador que prefería (al igual que Bradbury), usar la ciencia ficción para estudiar las relaciones humanas, y profundizar en sentimientos como el amor o la falta de él, antes que crear nuevas máquinas o mecanismos extraños. Se encuentra, por pleno derecho, en el grupo conformado, entre otros, por Isaac Asimov, Robert A. Heinlen y A. E. Van Vogt, escritores que alimentarían durante dos décadas la llamada "Edad de Oro de la Ciencia Ficción", publicando en las revistas dirigidas por John W. Campbell: Astounding y Unknown.

También famosa es su denominada Ley de Sturgeon que es un adagio derivado de su cita: "Nothing is always absolutely so", traducible por "Nada es siempre así en todo" o "No existe la absoluta verdad". Es comúnmente utilizado como introducción a la Revelación de Sturgeon, otro aforismo que dice que "El noventa por ciento de todo es basura". La Revelación de Sturgeon sustituye a la Ley de Sturgeon en el Oxford English Dictionary y tiene los siguiente corolarios:
  1. La existencia de una enorme cantidad de basura en Ciencia-Ficción es un hecho verificado y lamentable. Dicho esto, el hecho no es más pronunciado que la existencia de basura en todos lados. 
  2. La mejor Ciencia-Ficción es tan buena como la mejor ficción en cualquier otro campo.
Selección de Relatos:
  • Respirador de Eter (1939). El primer relato publicado del maestro del cuento corto: las emisiones en color para la televisión son misteriosamente interferidas con resultados ciertamente cómicos.
  • Butilo para el Respirador (1940). Secuela de Respirador de éter, y una obra maestra del relato de humor.
  • Dios Microcósmico (1941). Un científico genial llega a convertirse en el Dios de una especie inteligente creada en laboratorio.
  • La Excavadora Asesina (1944). La historia de unas obras accidentadas cuando un espíritu asesino toma posesión de una excavadora.
  • El Cohete de Mewhu (1946). Nadie podía imaginar que aquella extraña y alocada criatura procediera de una civilización mucho más avanzada que la nuestra.
  • Tiny y el Monstruo (1947). Era un perro extremadamente inteligente, y cuando oyó hablar de aquella joven investigadora insistió en querer ir con ella.
  • Truenos y Rosas (1947). Uno de los relatos de aviso más estremecedores e impresionantes sobre los peligros de una guerra nuclear.
  • Escultura Lenta (1971). Las vidas de un ingeniero desilusionado y una enferma de cáncer se ven intensamente trastocadas al conocerse.

No hay comentarios: