Translate

01 abril 2016

La Edad de Oro 1941

  • Ratones Mecánicos, por Eric Frank Russell. Traer artefactos de un lejano futuro sin saber para qué sirven puede llegar a ser muy, muy peligroso.
  • El Cohete de 1955, por C. M. Kornbluth. La crónica de un viaje espacial que nunca existió.
  • Dios Microcósmico, por Theodore Sturgeon. Un científico genial llega a convertirse en el Dios de una especie inteligente creada en laboratorio.
  • Jay Score, por Eric Frank Russell. Era una situación desesperada en la que sólo un acto suicida podía salvarlos...
  • Universo, por Robert A. Heinlein. La nave se dirigía a Próxima Centauro, pero entre su tripulación ya no quedaba nadie que lo recordara.
  • Solución Insatisfactoria, por Robert A. Heinlein. Un escalofriante relato sobre la guerra que adelantó los peligros del uso militar de la energía atómica.
  • Visto y no Visto, por A. E. Van Vogt. Un periodista de nuestra época se ve trasladado a un remoto futuro.
  • Adán sin Eva, por Alfred Bester. La historia de una ambición que puso en peligro más cosas de las previstas.
  • Anochecer, por Isaac Asimov. En un mundo donde siempre brilla la luz de uno de los soles de un sistema múltiple, la llegada de la noche tendría sin duda efectos catastróficos.
  • Había una Vez un Gnomo, por Henry Kuttner y C. L. Moore. Divertidísimo relato de fantasía en el que el protagonista se encuentra convertido en un gnomo.
  • Por sus Propios Medios, de Robert A. Heinlein. El cuento definitivo sobre el tema de la paradoja temporal.
  • Snulbug, por Anthony Boucher. Invocar a un demonio y conseguir el periódico del día siguiente parecía una buena idea...
  • Más Allá S.A., por Lester del Rey. La «otra vida» puede llegar a ser bastante diferente de lo que uno espera al morir.

No hay comentarios: