Translate

28 octubre 2011

Assassin’s Creed - Historia (V)

VISTA DE ÁGUILA Y SALTO DE FE

Recibir la memoria de otros a través del Ánimus tiene la ventaja de adquirir en el presente no sólo su conocimiento sino además su entrenamiento. Incluso si no se altera de manera inmediata la forma física y la fuerza actuales del sujeto, el proceso libera el potencial latente heredado de sus ancestros, y el resultado es notorio. Este "efecto sangrado" despierta positivamente en Desmond sus habilidades como Asesino, adquiridas a través de sus antepasados Altair y Ezio: Como la Vista de Águila, que otorga accesos visuales imposibles para el ojo humano tradicional,


y el Salto de Fe, que permite saltar a impresionantes vacíos en situaciones aptas para atajar o huir de esta forma tan suicida para un humano tradicional


Pero aquellos que usen mucho el Ánimus pueden sufrir efectos secundarios muy peligrosos. Durante la huida de Abstergo, Lucy desarrolla el "efecto sangrado" para acelerar el entrenamiento de Desmond como Asesino. Y no sin efectos negativos, ya que Desmond empieza a experimentar alucinaciones ("fantasmas") fuera del Ánimus. Albergar los recuerdos de muchas personas diferentes en un solo cerebro humano supone un elevado estado de tensión en el sujeto, para quien la línea entre él y su ancestro comienza a desdibujarse peligrosamente.

No hay comentarios: