Translate

06 marzo 2007

María Dolares

"En una granja destartalada de la América profunda vive Gene Quince, el protagonista de la historia, con Marge, su mujer, y muchos perros vagabundos que ha recogido y a los que cura como buenamente puede. Gene es un pobre hombre con conocimientos de veterinaria, dominado completamente por una esposa mandona e irascible. Un día se presenta en su casa la hermosa María Dolares, para pedirle que le acompañe urgentemente, pues su perro ha resultado herido por una bala en una cacería..."


Tras la publicación de "Asesinos anónimos" el año pasado de Enrique Sánchez Abulí y Félix Vega, Planeta nos ofrece un nuevo trabajo del tarden hispano-chileno, una historia ambientada en una granja de la América profunda, donde "María Dolares", una seductora protagonista, acompaña a un atracador de bancos herido en sus fechorías; no se les ocurre la mejor idea que secuestrar a un pobre hombre, Gene Quince, con algunos conocimientos de veterinaria (que cura como buenamente puede a animales abandonados), para sanar al susodicho, engañando al infeliz sobre la necesidad de curar a un perrito propiedad de María Dolares. Una vez en el lugar de los hechos, Gene se ve atrapado en un callejón sin salida, endulzado por el cuerpo ardiente de la voluptuosa protagonista. Mientras la mujer del él, Marge, continúa en su casa preocupa por su marido, sin saber lo que está a punto de suceder, le puede cambiar la vida totalmente.

Abulí firma una obra previsible, con algunos momentos interesantes, pero que no está a la altura de otros trabajos realizados con anterioridad, como el caso del más reciente "Asesinos anónimos", eso sí, no faltarán algunos juegos de palabras típicos del guionista que se hiciera tan célebre con su Torpedo 1936 a comienzos de los años 80. En cuanto a Félix Vega, mantiene su nivel de dibujo, con gran soltura y efectividad, además de una cubierta que quita el sentido Dos autores que llevan ya una larga trayectoria en común, artísticamente hablando, y qué se hizo más popular desde sus historias para la revista Playboy a finales de los años 90.

No hay comentarios: